Felizonia is not Spain

Aquí también llegó la cuestión catalana.

Si tomamos la definición de Ernest Renan, que decía algo así como que lo necesario es la creencia y la voluntad de serlo, parece bastante poco discutible que Cataluña es una nación.

Si buscamos rasgos objetivos, campo etéreo donde los haya, es mucho más discutible. No hay diferencia étnica, cultural (lengua aparte) ni de carácter que permita establecer diferencias identitarias entre un peninsular de otro, y mucho menos para considerarlo superior, como los buenos nacionalistas sostienen.(Evidencia que también es aplicable al nacionalismo español. Que en el país de la chapuza, el escaqueo, la envidia y el sectarismo no haya mucho para mirar por encima del hombro a los demás poco importa).

Pero el meollo de la cuestión es que el actual proceso independentista es ridículo por sus argumentos. De acuerdo que basta escuchar un españolista para querer tomar las de Villadiego, pero echamos un vistazo a lo que dicen los alegres independentistas:

Opresión: Imposible razonar que los regímenes opresivos lo han sido para todos. Y menos que en la actual democracia la supuesta minoría oprimida se haya hecho con el discurso políticamente correcto y la verdad oficial.

El anticatalanismo: ¿Fue antes la gallina o el huevo? Platon no está lo suficientemente documentado en este aspecto sobre los últimos sigos, pero sí en las últimas décadas. Un pueblo que dedica su existencia a decir que es diferente y mejor que el resto no puede generar simpatía alguna. Recelo en algunos casos, y hartazgo en otros. Este es el caso de Platon, que desearía un referendum en toda España para poder votar SI.

1714: El engaño de transformar una guerra de sucesión en una de secesión. La histora es un sinfin de mitos y manipulaciones, especialemte para los mitos fundacionales, pero hay que tener un cierto recato. La ironía de que Cataluña florezca económicamente bajo regímenes centralistas no se suele citar.

España nos roba: El argumento supremo. En primer lugar hay un error de concepto, puesto que como Cataluña es parte de España (una España sin Cataluña ya es otra cosa; sería también inexacto pero más próximo a lo que de verdad quieren decir Castilla nos roba. No parece muy comprensible decir que se estan robando a sí mismos).

En segundo lugar el razonamiento del expolio fiscal que se basa en la relación entre aquello que se apora y se recibe. Según este argumento (defendido con furia por pretendidos izquierdistas) los más ricos deberían pagar menos impuestos, puesto que en general no utilizan servicios públicos. Y los ciudadanos pobres deberían repagarlo todo, porque con la birria de impuestos que pagan nunca se llegará a cubrir el gasto que genera esa ralea de gandules.

Finalmente tampoco se tiene en cuenta la solidaridad económica en forma de mercado cautivo que ha tenido el resto de España durante todo el proceso de desarrollo del capitalismo catalán. Ni una mención al meticuloso proteccionismo aplicado hasta la entrada en la CEE.

Felizonia: ¿Cómo sería una Cataluña independiente? Según los más sesudos analistas, algo tal que así:


http://www.youtube.com/watch?v=WZZR6LdfD8I

Porque aquellos interesados en los negocios, saben que mantendrán el euro y la membresía de la Unión, bajo el poderosísimo argumento de somos demasiado importantes como para que nos dejen de lado (¿¿??). De modo que sin el lastre español, surgiría en cosa de meses el Luxemburgo del sur a coste 0.

Pero eso no es todo, los izquierdistas fetén podrán estar fuera de la UE, y sus tiránicas instituciones (Troika) y crearán un modelo económico social, sostenible e independiente del capital internacional.

Todo al mismo tiempo.

¿Quién no querría apuntarse a la aventura de vivir en el pais de Schrödinger?



0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below..

Deja un comentario


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 9 11 ?