Yo os maldigo

-¡Maniáticos! ¡La habéis destruido! ¡Yo os maldigo a todos!

 

Hago mías estas palabras.

 

Lo ocurrido el día 1 no tiene otra lectura. Enterremos toda esperanza. Políticos corruptos, ineptos e indignos de su cargo empujando a la división y al odio cada día más duradero, cada día más irreversible, supuestamente al frente de dos corrientes distintas que nada casualmente se retroalimentan, todo por un sacrosanto fin: mantenerse en el sillón. Os maldigo.

 

La derecha

Divide y vencerás. Tan viejo, tan simple y tan efectivo. La división identitaria, aparte de para vender banderas y articulos varios, es un negocio fabuloso que permite robar a manos llenas, arruinar servicios públicos, degradar la acción de la justicia, violentar las leyes. La causa lo merece. Os maldigo

 

Las izquierdas

Nótese el uso del plural, porque la unidad de la izquierda es más chascarrillo que entelequia. Si bien parte de lo que se puede clasificar izquierda no lo es porque dice estar por encima de ello (¿O ya no? Uno ya ha perdido la cuenta de los bandazos de la formación del Líder Supremo morado) ésta nuevamente hace una demostración de oportunismo veleta. Esto último quizá no, porque ya habían fijado su postura en el pasado. Y lo harán todas las veces que haga falta.

Otra parte (la del PSOE -que tampoco es izquierda; pero bueno, ya me entienden-) sigue aferrada al mantra del diálogo. Pues muy bien. ¿Con quién? ¿Sobre qué? ¿Por qué dicen diálogo cuando quieren decir negociación? Porque no es lo mismo ¿Tal vez porque negociación supone cesión? ¿Ceder qué a cambio de qué? ¿Por qué quienes han rasgado las vestiduras por colaborar con una derecha xenofóba, beatona, corrupta y ademocrática es tan partidaria del diálogo y colaboración con otra derecha igual, salvo más descarada en su parte xenófoba? El escorpión ya ha demostado que picará en cualquier circunstancia porque está en su naturaleza, aunque se le alimente y se le acaricie. ¿Por qué aún algunos (muchos) siguen tragando con el oxímoron de izquierda nacionalista?

Si bien el problema catalán es secular, el proceso actual tiene (ir)responables con nombres y apellidos. Y entre ellos están los de Maragall y Zapatero. El primero por aliarse con el escorpión y asumir que su partido tenía que ser identitario por encima de clasista. Actualmente, no sin sorpresa, no es reconocido como lo uno ni como lo otro. El segundo, usando las palabras mágicas «apoyaré LO QUE SALGA del Parlament de Cataluña» dió pistoletazo de salida a una carrera de a ver quien ponía el listón nacionalista más alto, sin importar racionalidad o sensatez alguna. Posteriormente, el escorpión del PP volvió a actuar de acuerdo a su naturaleza actuando en contra de LO que salió, siempre prestos a apagar fuegos con gasolina. Y sí, esta secuencia de hechos era en cierta medida previsible. Os maldigo.

 

La masa

El individio es listo. La masa es un animal miedoso, idiota y peligroso. Nuevamente una cita de cultura pop (Men in black, 1997) que no por su mundano origen no deja de ser acertada. La masa se ha dejado engatusar por una sarta de mentiras de lo más burdo, algunas ya comentadas en otra entrada. Y también han abrazado el discurso emocional del odio, del somos diferentes (léase superiores) y no nos merecen, todo lo cual comporta una importante dosis de inmoralidad.  Pudiendo ahogar miserias actuales con un pasado de leyenda, la confirmación de que se es puro y superior y que el futuro va a superar cualquier fantasía ¿Cómo no apuntarse a la fiesta?

De momento, y gracias a la sobredosis aplicada en la dictadura, no existe una contraparte españolista siquiera mínimamente comparable. Pero toda acción genera reacción. Los primeros iluminados ya han empezado a desplegar banderas en ventanas y balcones.  Que quede ahí y no se produzca una escalada. Bastante improbable que así sea. Y nuevamente, las banderas taparán las corruptelas, los engaños y el expolio masivo que se está llevando a cabo. Es más, los rufianes serán vitoreados y reelegidos. Os maldigo.

 

Y a la prensa no pienso dedicarle un párrafo. Ni eso merecen.

 

Os maldigo a todos.

 

(Imagen de El planeta de los simios (1968). Obtenida por Duckduckgo)



0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below..

Deja un comentario


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 12 7 ?