¿qué Podemos esperar?

Podemos, Podemos, Podemos… parece poco discutible que ha sido la palabra del año 2014, por volumen y por controversia. Intentemos descifrar quienes son, de dónde vienen, y adónde van.

Génesis

La sorpresa de que aparezca un nuevo partido político cuyo mayor enganche sea el «que se vayan todos» y haya alcanzado buena popularidad debería venir no del hecho en sí, si no de su tardanza. Tras seis años de crisis económica, cuatro de política (la autodestrucción de la soberanía española en Mayo de 2010) y tres de Desgobierno Triunfal (mas los de saqueo sistemático en algunas regiones), lo raro es la extraordinaria paz social en la que aún vivimos.

Con los movimientos 15M y Democracia Real Ya se gestó un renacer del interés del ciudadano por la política, por ejercer y reclamar derechos legítimos, por debatir y organizarse. Una hija de ambos se puede considerar la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), organización de carácter sectorial; y tambien a las «mareas» en defensa de los servicios públicos, pero éstas últimas ya tienen apoyo político y sindical tradicional. Si hay algo de lo que podrían sentirse orgullosos en el PP es de sembrar el renacimiento de la llamada sociedad civil y con un poco de suerte de algo de conciencia ciudadana, lo cual es un bien en sí mismo y es un recurso imprescindible para una sociedad y una democracia operativas. Pero no lo harán. Para ellos sociedad civil son los clubes de empresaurios (sic) y la SICAR; exclusivamente.

En éstas circunstancias, y tras sentirse decepcionados por el rendimiento electoral (y muy probablemente, del ambiente interno) de IU en las generales de 2011, un grupo de politólogos encabezado por el hoy archiconocido Pablo Iglesias decidió crear su propio partido. A partir de las asambleas del 15M, los aprendizajes de IU, y las últimas técnicas de comunicación política se pusieron en marcha.

La explosión

Llegaban las elecciones europeas. El escenario ideal: distrito único y tradicional voto de castigo. Iglesias y Monedero ya eran alguien en el mundo mediático, y lo explotaron al máximo; dándose así a conocer a nuevos públicos. Los grandes partidos y tertulianos oficiales se dedicaron a lo suyo, que es el descrédito. Y llegó la sorpresa (o no tanta, según se mire): con un 8% de votos y la cuarta posición, Podemos es la gran y única ganadora de la votación.

A partir de aqui ya de desata la histeria: La atención política y mediática gira en torno a ellos, las afiliaciones (ya sea entre gentes ilusionadas o trepas que ven un nuevo Eldorado) se disparan, y las encuestas mejoran sin parar.

¿En qué se puede materializar este enorme globo de expectativas?¿Están justificadas? A juicio de Platon, no: observa demasiadas inconsistencias de peso.

Los peros

La desideologización: Lo que en su estado embrionario era un partido de extrema izquierda (Izquierda Anticapitalista está entre los fundadores) que en teoría buscaba una redefinición del sistema (socioeconómico), a día de hoy se autodefine como transversal; y sólo pretende renovar el sistema (político).

Existe la tesis de que obedece a márquetin político (para llegar a un públicomás amplio y/o menos ubicado políticamente); tesis que no deja en buen lugar a una formación de defiende la honestidad y transparencia como valores fundamentales. O no son honestos, o no tienen ideología, como proclama cualquier otro grupo de tipo reaccionario. Mal en ambos casos.

La casta: Este hallazgo dialéctico no tiene en sí nada maligno, ni novedoso. En los últimos años se ha estado usando la expresión élites extractivas al contubernio económico-político responsable del actual penadero económico (que por otra parte, no es ni más ni menos que el capitalismo español -el poder- en toda su esencia). Casta no es sólo una palabra más fácil y vendible, si no que nuevamente se hace una reducción del termino: ya es sólo casta política. Ni el poder económico, ni el judicial, ni el mediático, ni el estatal (sorprendente lo poco que han llamado la atención las loas al ejército y la Guardia Civil) son ya objeto de crítica; ni el eclesiástico (organización dedicada durante siglos a la siembra de odio,miedo y retraso), que también recibe su dosis de jabón. Sólamente son atacados aquellos contra quienes compiten por un puesto. Malo.

Nuevo liderazgo: Un partido verdaderamente nuevo para cambiar las cosas. Nuevo en concepción y estructura lo ERA cuando las europeas. Después, en el momento de consolidar una estructura propiamente dicha se ha introducido una jerarquía piramidal bastante convencional. Los círculos (asambleas) aún existen, pero ya no lo son todo. Véase la participación en las primarias o los vaivenes a cuenta de Andalucía.

Unos líderes nuevos, alejados del comportamiento de la casta. Con la aparición de los casos Errejón y Monedero (destacados cerebros del partido) no se ha visto mucha novedad.

A Errejón se le acusa de ser un Ángel Carromero de la vida, con un puesto de trabajo a medida en la UAM -> la respuesta oficial: Todo legal y además es muy poco dinero.

A Monedero se le acusa cobrar importantes sumas de forma opaca que podrían haber sido utilizadas para financiar el partido -> Todo legal, además he hecho una declaración complementaria al fisco (?) y no van a por mi, van a por el PP.

Independientemente de la inocencia o culpabilidad de estos sujetos, esta manera de enfrentarse a los problemas está más que vista, y es de lo más castiza.

Uniendo los dos anteriores peros nos encontramos con este incisivo artículo que recalca la ausencia de propuestas de regeneración en el ámbito educativo; cosa que debería ser eje fundamental para cualquier programa de transformación (y que desde luego necesita mejoras con urgencia).

Los recortes: Si, sorprendido lector. Este partido que aún no tiene representación parlamentaria ya ha ejecutado un drástico programa de recortes; o de recortes a su programa, como quiera verse. Platon tenía gran curiosidad cuando apareció el «programa económico» (se le conoce así, aunque estrictamente no lo sea) elaborado por los profesores V. Navarro y J. Torres. ¡Que decepción!

Porque el grueso del programa es una mezcla entre el descubrimiento del Mediterráneo y una carta a SS.MM. los Reyes de Oriente (No; no se trata de la Monarquía saudí). Efectivamente, hay que hacer un cambio radical de política económica a nivel europeo, pero da la casualidad que desde 2010 no hay la menor voluntad política de hacerlo (el BCE ha abierto algo la mano, eso sí) y no se presentan medidas dirigidas a paliar este entorno negativo. Suponer que se va a ser tan buen negociador como para que el resto del mundo haga lo que uno quiere es un tanto exagerado.

¿Dónde está la jubilación a los 60 años? No hace falta que digan que hoy no se puede aplicar de inmediato: un calendario o escenario previo serían muestras de compromiso y consistencia. En su lugar, ni una coma.

¿Y la renta básica? Un elemento que podría suponer una verdadera revolución en la manera de entender y gestionar el estado del bienestar ha sido eliminado del programa y del debate político. Nadie va a discutir su viabilidad o conveniencia; y sólo ese hecho ya sería valiosísimo. Pues no.

Escenarios

Finalmente, intentemos responder a la pregunta del título. Platon se muestra escéptico (o cínico, quien sabe) con respecto a la altura, valía y honestidad de los cuadros del nuevo partido. Pero aceptando que puedan tener notables resultados electorales, intentemos dibujar varios escenarios:

Esta vez sí: Podemos se convierte en un partido mayoritario, y una vez en el poder complen expectativas: Se combaten la corrupción y la evasión fiscal, se empodera la sociadad civil, Europa se federaliza, el estado del bienestar mejora.
Libre de ataduras seculares, en 10 años se alcanzaría el pleno empleo, y en 25 España sería un país puntero en producción científica y cultural.

PSOE 82: Podemos alcanza el gobierno, pero no cumple las expectativas, sea por uno o varios de estos motivos: Europa cede poco o nada; el poder tradicional no acepta la nueva situación; el gobierno es incompetente y/o corrupto, al menos tanto como los anteriores; el gobierno es competente, pero las expectativas y la perrera mediática ahogan cualquier posibilidad de reconocimiento.

Vuelta al «todos son iguales», » a mi no me engañan más», «este país no tiene solución» y demás. Nuevos gobiernos de extremo centro le suceden, y aquí no ha pasado nada… hasta otra generación.

El globo pincha: La burbuja mediática se dirige ahora a Ciudadanos, que a su vez puede ser un refugio atractivo para muchos de esos votantes sin ideología (léase de derechas). La pérdida de momento mediático sumada a la indefinición calculada, comienzo de tiranteces internas y la repetición del discurso mesiánico-adanista pueden acabar saturando a algunos de los ayer entusiastas. Con el (en realidad, excelente) resultado de las andaluzas, el efecto «ola ganadora» se difumina.

Con todo esto, mas los resultados prácticos de las municipales y autonómicas (sea en forma de pactos «contranatura» o por la vía de bloqueo para la nada, como el 5 Estrellas italiano) puede llegarse a las generales con mayor desánimo y desgaste del que algunos auguraban. Como consecuencia, los resultados no convierten a Podemos en fuerza decisiva.

Conclusiones

Platon es profundamente escéptico sobre la capacidad de cambio real y a mejor de esta formación.

El partido apela a su falta de historial como virtud, igual que en su momento Obama o el Tea Party en los EE.UU, y como éstos ataca a los políticos casta en contraposición al pueblo.(se citan estos ejemplos de distinta ideología para no usar los de los años 1930 y no caer en la Ley de Godwin, aunque para este contexto sean intercambiables), con lo que inventan nada. El fenómeno hype y el uso de la red tampoco es nuevo. Y no está muy apuntalada la superioridad intelectual y ni la proclamada cercanía al pueblo llano.

Por otra parte, tampoco es imprescindible. No es imperioso que sean mirlos blancos. La campaña a Podemos se la hacen el resto de partidos. En ellos radica la posibilidad de constituirse como la opción menos mala o no.



0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below..

Deja un comentario


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 15 5 ?