moviola electoral

La inactividad de este blog no responde a la apatía (si bien existe), sino a circunstancias ajenas a la voluntad del redactor. De este modo, se perdió el ya tradicional resumen del año y el comentario sobre ciertos eventos de impacto, incluyendo las elecciones generales de Diciembre.

Tal vez por ello, nuestros bienamados políticos han decidido provocar una segunda convocatoria, para así tener la oportunidad de leer las reflexiones de este valiosísimo blog.

Hagamos un resumen de esta legislatura fallida, citando a sus actores por orden de mérito:

Partido popular: Tras conseguir lo que parecía imposible (espantar al 25% del electorado más fiel y disciplinado del país) es, a juicio de Platon, el vencedor de este periodo. No sólo mantiene el gobierno casi un año más, sino que mejora sus perspectivas electorales. ¿El secreto? Business as usual: Dejar que los demás se abrasen, mentir y expoliar a manos llenas.

Ciudadanos: Ha aprovechado su oportunidad de presentarse como el partido de la derecha posterior a la Ilustración: Reconocimiento del adversario, diálogo, negociación, firmeza ante la corrupción, tolerancia en lo moral. Que sea todo una ficticia capa de barniz o no, es asunto de otra entrada y no ésta. La cuestión es que ha mostrado una variante política que de existir sería una revolución y una autentica bendición para el conjunto de la sociedad. Lo pagarán electoralmente.

PSOE: Con el liderazgo permanentemente cuestionado de Sánchez, y con su equipo totalmente falto de brillantez, ha conseguido moverse con mayor habilidad de lo esperable. Ha mostrado que para todos los posibles pactos han de contar con ellos; cuando les ha correspondido liderar el proceso negociador también lo han llevado con cierta diligencia (incluir al PP o al independentismo catalán habría volado por los aires el partido) y ha plasmado la necesidad de un periodo de política transversal para llevar a cabo medidas que requieren estabilidad a largo plazo (reformas institucionales y educativas, principalmente). Este comportamiento sensato también tendrá su correspondiente castigo. Por si no fuera suficiente, el vacío intelectual (tanto a nivel ideológico como de cuadros) permanece. Y su departamento de márquetin electoral resta en vez de sumar.

Podemos: Se han limitado a confirmar las impresiones de la noche electoral: Había que repetir elecciones (que incluso llaman segunda vuelta) para por fin lograr el ansiado sorpasso. Las prioridades de la organización son, por este orden: Liquidar el PSOE; conseguir el poder; y a mucha distancia, aplicar un programa (cuando exista, claro). Es lo que se ha mostrado durante estos meses. A la legión de fans y activistas les importa bien poco, porque La Verdad está con ellos. Platon está especialmente molesto con esta formación por el potencial que tenía. La sorpresa inicial pronto devino escepticismo (ver entrada ¿qué Podemos esperar?) y de éste pasamos a la decepción actual.

IU: Hay que felicitar a la coalición por la elección de Alberto Garzón como líder de ésta. Este personaje que a leguas de distancia se le percibía como un submarino de Podemos, ha tardado seis meses más de lo previsto en dinamitar su partido. Eso si, lo ha hecho en el momento que tenía mayor índice de reconocimiento y con unas encuestas al alza; todo lo cual es muy meritorio.

Pronósticos

Esperen por su bien que la proverbial falta de acierto de éste que escribe se mantenga, porque el escenario que ve avecinarse es el siguiente:

-Una participación más baja y la vuelta al redil de muchos votantes de Ciudadanos permiten al PP mantenerse en Moncloa en coalición con Ciudadanos. Dependiendo de la relación de fuerzas, incluso con Mariano al frente. En caso de turbulencias internas tomaría el testigo SSS. Si los vientos vientos económicos y políticos son extremadamente favorables, la legislatura será breve con el fin de fagocitar completamente a Ciudadanos y volver a mandar en solitario. Si no, pues a esperar los cuatro años a que se dé identico resultado.

-Muy probablemente Podemos alcance el sorpasso. Esto provocará que la estructura del PSOE salte por los aires y se cuestione su propia supervivencia. A este espectáculo no acudirá Podemos como enterrador, puesto que tendrá que ocuparse de sus propias rebeliones y contradicciones internas que sólo (como condición necesaria, pero no suficiente) el ejercicio del poder podría mitigar. Como decía más arriba, del ritmo de estas cuchilladas dependerá la longitud de la legislatura, más no su placidez.

Y esto no es ni mas ni menos que lo que nos merecemos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below..

Deja un comentario


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 12 5 ?